Si la imaginación nos da para cambios asombrosos, entonces la albañilería, el cambio de electrodomésticos y el resto de mobiliario, tan solo será un reto económico para lograr cambios realmente asombrosos. En el caso de la cocina, uno de los principales detalles se encuentra en que esta suele verse deteriorada debido al uso constante que se le da. Cuando se le aplican ciertos vinilos decorativos en las paredes puede conseguirse un gran cambio, pero si dichos vinilos deben combinar de manera perfecta con la decoración seleccionada, entonces es otra historia.

Diversas ideas cuando se trata de renovar

El gran secreto de una renovación recae en realizar los cambios con gran ingenio y creatividad a fin de que pueda reflejarse un nuevo ambiente. Cuando se hacen remodelaciones pequeñas pero sustanciales, estas generan espacios cargados de nuevas energías. Mucho antes de iniciar algún gasto, se debe tomar en consideración los muebles que deseamos cambiar, pues si no tiene sentido conservarlos por su mal estado, es mejor que nos deshagamos de ellos. Así mismo, es necesario que conozcamos lo que queremos resaltar, bien sea una antigua campana o quizás un moderno electrodoméstico.

Si queremos hacer un cambio radical o solo modificar algunos detalles, solo los expertos siempre tienen idea de que cosa hacer para lograr lo que el cliente se ha propuesto pero adaptándose a su presupuesto.

Ideas para renovar nuestra cocina

Adquirir muebles nuevos: si los que tenemos son de aspecto pesado y además con colores oscuros tan solo proporcionarán poca iluminación a nuestro espacio, entorpeciendo el tránsito y la fluidez de la luz.

La cocina debe tener otro color: sobre todo las alacenas y los gabinetes, estos deben ir con tonos oscuros y dejando la parte inferior en colores claros o viceversa. La recomendación es combinar los colores que son suaves, con toques intensos y elementos decorativos en las paredes o persianas, de este modo se le dará un cambio significativo a nuestra cocina.

Aprovechar el espacio para colocar una barra o mesa: lo ideal para este cambio es una placa de madera o tablón que se encuentre revestida de acero inoxidable, melanina o mosaicos de cerámica. Y si deseamos un toque más elegante, entonces podemos empotrar la mueblería de forma directa sobre la pared y colocar un par de bancos, y de esta manera se tiene un lugar ideal donde comer en familia.

Instalar mosaicos o azulejos sobre la pared: esto es para darle vistosidad a los gabinetes y alacenas con algo de iluminación y colorido.

Apostar al estilo vintage o hipster: se puede lograr con tan solo algunos detalles en donde se integren bancos de madera rústica y lámparas cuyo estilo sea industrial y en tonos grises o crema. Las manijas de la estantería pueden ser cambiadas por material de metal opaco o madera y unas cortinas, para mayor efecto de iluminación.

Debemos modificar la grifería: este es un pequeño detalle con el que se podría cambiar bastante el aspecto y la funcionalidad de nuestra cocina. Para ello debemos seleccionar la mejor grifería ya que ésta le aportará un gran detalle decorativo a nuestra cocina.